• Al Instante

    lunes, 10 de agosto de 2009

    Angel Velásquez - Leyenda

    Hacia 1932, comienza la actividad bélica con Paraguay, por las selvas del chaco, la patria se tiñe de rojo, los jóvenes, unos amando su patria, otros por obligación, se dirigen al chaco y van cantando sus canciones y una sola voz se escucha cuando llega el tren a la estación de Villazón ; “ASUNCION PARA BOLIVIA” .

    Los contingentes llegaban a Villazón dos veces por semana, en su largo recorrido desde la ciudad de Oruro . En uno de ellos llegó un recluta, talvez no venía de relleno, sino que debió ser un hombre bastante culto, si acaso no profesional, estudioso de algún tema que está contra la guerra.

    Tumba de Ángel Velásquez en Villazón Bolivia

    Tumba de Ángel Velásquez en la actualidad

    Don Angel, un joven, antes que cobarde valiente, porque quiso morir antes que matar, cuando don Angel llegó a esta ciudad seguramente bullía ya en su cabeza la idea de escapar, hacia el país neutral que se encontraba al sud y a pocos pasos donde le dejarían pero solo tenia un día o un par de días . Su destino era el frente de batalla , pero no era fácil llegar al otro lado del río, a la Argentina . Y sin pensarlo dos veces, planeó la huida, sin decir nada a nadie, en la primera oportunidad que tuvo se deslizó y comenzó a caminar hacia las afueras de la ciudad, rumbo al sector donde se encuentra  el cementerio , mal camino, porque por ahí salían los camiones, y era una zona muy vigilada, llegó al río , debería él evadir a los centinelas y lograr cruzar la línea fronteriza, pero muchas veces el destino suele ser adverso y fue sorprendido , apresado y ajusticiado.

    Angel, al estar detenido, solo rezaba, rezaba, por su vida, por su patria, por sus compañeros, fue llamado cobarde, desertor, infame , fue insultado. La pena era el FUSILAMIENTO , en el río se formó un pelotón , y al amanecer del nuevo día  se escuchó “FUEGO” cayendo fulminado por las balas luego fue llevado al cementerio y allí fue sepultado.

    Algunos de sus compañeros lo lloraron , y aún más lo recordaron en el frente de la batalla, en momentos de peligro solían pedirle protección, dos de ellos le habían pedido que si salían con vida del infierno verde, tan pronto sucedía eso le recordarían y en agradecimiento le levantarían una tumba.

    Y así fue al salir a Villazón , recordaron su promesa y lo primero que hicieron fue visitar su tumba.
    La vida, en la que no faltan los hombres y mujeres desesperados, por distintos motivos, propició que cierto día una mujer ya de edad, enterada del milagro que Angel había hecho con sus compañeros y su victimador, corrió al cementerio a depositar un ramo de flores, rezándole de corazón , para que él contribuya en aliviar a su hijo enfermo, y así fue el desahuciado recobró la salud en menos de tres días ...

    Estos favores se realizaban frecuentemente , las personas acudían a solicitarle la gracia, posteriormente la fama de los milagros de Angel Velásquez se hicieron comunes.

    En la actualidad no es raro ver en el cementerio , los días lunes, un grupo de personas, por lo general humildes que acuden a rogarle algún favor, allí invocan , junto a la tumba llena de placas de agradecimiento y un cerro de flores. Alguna vez acudieron a pedirle algo, los hambrientos un pan, los estudiantes sapiencia , los necesitados trabajo, los enfermos salud, y todos en mayor o menor grado de seguro que recibieron sus favores.

    Extraido de: estudio monográfico "de la Capital y Provincia".
    Autor : Edgar Daniel Soruco Mendoza.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total