• Al Instante

    lunes, 25 de octubre de 2010

    Óscar Soliz, ganó la Vuelta a Cochabamba de ciclismo

    Casi estaba cantado, y así fue. Óscar Soliz, del equipo Energy Sol, se alzó con el triunfo en la XVII Vuelta Internacional de Cochabamba, que terminó ayer con la disputa de la cuarta etapa en el circuito urbano de El Prado, sobre una distancia de 60 kilómetros.

    Soliz fue el triunfador de esta Vuelta, pese a no haber ganado la última etapa de ayer. Es que sumó los puntos necesarios y con un buen tiempo en las tres etapas anteriores, más aún en aquellas de montaña, el jueves Cochabamba-La Cumbre, carretera antigua y nueva a Santa Cruz (130 kilómetros), y el sábado Suticollo-Capinota y Bombeo, carretera Cochabamba-Oruro, sobre una distancia de 109 kilómetros.

    El tiempo del ganador, para las cuatro etapas, fue de 10 horas, 13 minutos y 9 segundos.

    El segundo lugar le correspondió al también potosino Juan Cotumba, del equipo Pío Rico (10:15’38), mientras que la tercera ubicación a Ramiro Calpa, de Glass Casa Real (10:15’54); la cuarta también fue para un ciclista de Glass Casa Real, Héctor Chiles (10:16’54); el quinto puesto lo ocupó Gilbert Surita, de Z Sport (10:17’18).

    MANTENER EL LUGAR
    El panorama era claro. Con el puntaje y tiempo obtenido por Soliz en las tres etapas anteriores, lo único que le hubiera quitado el título de la XVII Vuelta Internacional de Cochabamba era un abandono prematuro por alguna eventualidad en el circuito de 1,6 kilómetros de El Prado.

    Por eso, lo que tenía que hacer era conservar la ventaja obtenida en los días anteriores.

    Como había ocurrido en la segunda etapa del viernes en el parque Ex - Combatientes, el pelotón comenzó compacto en las primeras tres vueltas, pero después trataron de escaparse algunos, entre ellos Freddy Tejerina, del equipo Warnes.

    Pero estaba visto que nadie iba a ceder terreno, más aún en la última etapa y la más “visible”, debido a la presencia de una gran cantidad de público en el principal paseo de la ciudad.

    Con todos los corredores juntos, la única posibilidad de emoción era la primera meta volante. La vuelta 13.

    Y así fue, porque cumpliendo una planificación previa, Horacio Gallardo, de Glass Casa Real, ganó esta meta volante; seguido de Lenin Zubieta, de la selección de Cochabamba, y Franco Gutiérrez, del equipo Santa Cruz.

    Después, los ciclistas se llamaron a sosiego hasta la vuelta 17 tres de ellos comenzaron a escaparse, en lo que parecía algo muy prematuro, tomando en cuenta que faltaban 23 vueltas para el final. Pero no fue así.

    Porque Iván Escudero, Óscar Soliz y Alexis Rojas ampliaron paulatinamente su ventaja con relación al pelotón, hasta llegar a 300 metros. La segunda meta volante en la vuelta 26 fue ganada por Escudero, segundo fue Rojas y tercero Soliz.

    En la vuelta 39 sonó la campana y los tres emprendieron un espectacular sprint. Al dar la vuelta en la Plaza de las Banderas, zona norte de El Prado, apareció primero Escudero y los restantes 500 metros controló a sus seguidores hasta cruzar primero la meta, sin mayores contratiempos. Soliz entró tercero con los brazos en alto, sabedor de que era el ganador de la Vuelta Internacional a Cochabamba.

    Vía: http://www.lostiempos.com


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total