• miércoles, 7 de septiembre de 2011

    Paseros de La Quiaca trabajarán con carritos


    La iniciativa "Cambio de herramienta" dotó a los paseros de carros para evitar el insalubre trabajo que realizaban con bultos.

    Una jornada histórica se vivió ayer en inmediaciones del Puente Internacional “Horacio Guzmán” cuando tuvo lugar el acto para anunciar que los estibadores argentinos y bolivianos ya no sufrirán las graves consecuencias de cargar sobre sus espaldas más de 100 kilos para el transporte de mercadería desde La Quiaca a Villazón (Bolivia). “Cambio de herramienta” se denomina el nuevo proyecto por el cual en vez de llevar mercadería a cuestas ahora lo harán en carritos de mano.

    Esto fue impulsado por dos instituciones de la Argentina: Gendarmería y Aduana para evitar el flagelo y autocastigo que venían sufriendo los “paseros” desde que existe el comercio con el país altiplanico por la frontera. La situación ahora será diferente porque anteriormente representaba una de las peores formas de trabajo para mujeres, hombres adolescentes y niños, por las condiciones en que se llevaba a cabo dañando la salud.



    La ceremonia contó con la presencia de las máximas autoridades de ambos lados, el intendente Daniel Suárez, en representación del alcalde de Villazón lo hizo la edil Florencia Colque, los cónsules Reina Sotillo de nuestro país, Wilson Aruquipa de Bolivia, el director nacional de Aduanas La Quiaca Raúl Oscar Matwiejuk, el jefe del Escuadrón 21 Paulino Martínez e invitados especiales.

    Se entonaron los Himnos de ambos países, luego el cura párroco Jesús Olmedo bendijo las nuevas herramientas y se sucedieron los discursos y el jefe del Escuadrón 21 quien señaló que se marcaba un hito histórico con el programa. “No se verá más la fotografía de una persona con un bulto sobre la espalda que lo sobrepasa dos veces en dimensiones o que a lo mejor en peso duplica su contextura, estamos cambiando lo que hasta este momento de la historia se venía haciendo”, sostuvo. Mientras la presidenta del Sindicato de Estibadores “Coronel Arraya” del vecino país Elizabeth Alvizu de Tuco sólo tuvo palabras de agradecimiento para con las dos instituciones argentinas mencionadas por haber hecho posible un largo anhelo de las 1.300 familias que agrupa ese sindicato.

    Luego, las autoridades se dirigieron hasta el carril de Trafico Vecinal Fronterizo para el corte de cintas simbólico y el paso del primer carrito de mano junto a su propietaria. Los afiliados al sindicato cuentan con chalecos y tarjetas magnéticas para ser identificados debidamente, logrado con la colaboración del Gobierno argentino. Para preservar las fuentes laborales de quienes subsisten transportando mercaderías en carritos de mano, las partes interesadas firmaron un convenio por el cual se comprometen a respetar ciertas normas, como por ejemplo no transportar mercaderías fuera del Playón de Carga de Mercaderías en nuestro territorio, entre otras exigencias.

    Por lo pronto estas personas podrán obtener una mayor remuneración, sin tener un alto costo para su salud ya que se veían obligados a “trotar” con las cargas por un angosto puente utilizado por el desaparecido ferrocarril, exponiéndose a constantes riesgos y con bultos que a veces quintuplicaban el peso de la persona, transportándolo directamente sobre sus espaldas. Finalizó con un brindis de honor entre autoridades.


    Nota e imágenes: El Tribuno


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total