• Al Instante

    viernes, 18 de mayo de 2012

    Paridad con la moneda boliviana en la frontera

    La frontera entre dos países siempre trae aparejado algún beneficio para algunas de las ciudades que son vecinas. En este caso entre La Quiaca y Villazón (Bolivia) existe un gran intercambio comercial que favorece a ambas. La ciudad argentina es paso obligado para las exportaciones de arroz, harina y aceite entre otras mercaderías, por supuesto quienes se dedican a esta actividad tienen un buen pasar económico.

    Mientras los comerciantes bolivianos ofertan de todo desde ropa interior hasta lo mas avanzado en tecnología, ese mercado está destinado principalmente al consumidor que cruza la frontera, a quienes realizan los viajes de compras y turistas porque el precio hasta hace unos días era conveniente para quienes habitan la zona fronteriza con magros sueldos "estiran" el salario hasta fin de mes adquiriendo ropa y otros productos del lado boliviano.

    Durante las últimas horas la situación cambiaria con respecto al peso argentino y la moneda boliviana llegó hasta casi equipararse en las casas de cambio del otro lado de la frontera. Es decir 1 peso argentino equivale a 1 peso boliviano con diez centavos, esta situación no se generaba desde los años 80 cuando el devaluado austral solamente era un papel con números.

     

    El propietario de una reconocida casa de cambios sobre avenida República Argentina en Villazón explicó a este medio que ellos se rigen por la cotización del dólar "paralelo" de nuestro país y no al de los bancos argentinos. Por la información que ellos manejaban la moneda norteamericana rondaba casi los 6 pesos, muchos decidieron no vender pesos bolivianos lo que causó caos en quienes deben abandonar el país y abonar algún impuesto al otro lado de la frontera como es el caso de los transportistas.

    El rumor sobre la "devaluación" de nuestra moneda corrió a la velocidad del viento norte. Por lo tanto los precios en todos los artículos se dispararon por las nubes, comparados a las vidrieras en la capital provincial.

    El habitual transitar de personas comprando aunque sea algún recuerdo de Bolivia estuvo disminuido casi nulo, para entenderlo en criollo nadie quiere recibir plata nacional y la moneda altiplánica esta cotizada valor "oro".

    La situación fue a la inversa grandes multitudes de ciudadanos bolivianos cruzaron a La Quiaca para adquirir productos argentinos porque ahora el cambio les favorece.
    Según los pronósticos que adelantaron algunas casas de cambio así continuará todo hasta que el dólar del "mercado paralelo" descienda en Argentina.

    El Tribuno


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total