• Al Instante

    jueves, 21 de junio de 2012

    El bosque susurra venganza

    En el Parque Ecológico de Villa Elisa, el Sí! presenció una parte del rodaje de “Cuando tu carne grite ¡basta!”, un film basado en un hecho real en Bolivia. Hablan su director y la protagonista.

    Con la mirada perdida, ella está ida. Entre arboles y hojas secas, la chica avanza sin rumbo, desconcertada, ultrajada, a medio vestir. Llega a un punto, estira su brazo y cae al suelo. Exhausta.

    En la tarde de domingo, el frío cala los huesos y a la experimentada actriz Victoria Witemburg ( Habitaciones para turistas , Sudor frío , 36 pasos , Penumbra ) rápidamente la tapan con mantas, está rodando desde las 7 de la mañana. “¿Cuál es el límite del dolor en el ser humano y cómo puede responder ante ese sufrimiento?”, se pregunta el director Guillermo Martínez (23) para resolver las escenas crudas de Cuando tu carne grite ¡basta! donde la violación y la venganza son la dupla protagonista.

    Los “bips” de handy de la producción monitorean entre los que están en una mesa en la entrada del parque y los que se encuentran en la locación, adentrados en el Parque Ecológico platense. A cada uno que va a pasear por ese lado se les advierte que están filmando una peli de terror con desnudos incluidos. Hasta este cronista tuvo vedado el paso, por pedido del director y sus actores. “Trabajamos con equipo reducido para esas escenas”, dice Martínez quien se basó en un hecho real donde cuatro estudiantes jujeñas cruzaron a Bolivia y fueron a comer a un restaurante en Villazón, al límite con la Quiaca. “Les pusieron sedantes en la comida y unas de ellas se quedó dormida”.

    Un hilo de sangre recorre uno de los muslos de Martina, la protagonista que hace cuatro tomas de su recorrido por el bosque y practica la caída una y otra vez. El silencio es total, sólo se corta por el ruido de los pajaros. “Ella busca una planta exótica para investigar. Incrédula se adentra en un bosque donde unos vecinos le harán sentir el infierno en carne propia”.

    Luego de las tomas más salvajes, con el maquillaje corrido, la actriz confesará que mientras rodaba una de las escenas se puso a pensar como reaccionaría ante algo así, pero real. “No lo sé, pero al filmar esta clase de películas me tomo el género con todo respeto”.

    Vía: Clarín


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total