• Al Instante

    domingo, 17 de junio de 2012

    La devaluación de los vecinos afecta a Bolivia

    Restricciones tanto en la producción nacional como en la exportación de manufacturas no tradicionales, profundización del desempleo e incluso incremento del contrabando serían, entre otros, algunos  fenómenos económicos que Bolivia tendrá que afrontar debido a los procesos de devaluación monetaria que se registran en Brasil, Argentina y Chile, advirtieron los expertos en comercio exterior Julio Gastón Alvarado y Gary Rodríguez.

    Según Alvarado, la devaluación monetaria en Brasil y Argentina “penalizará la producción nacional”, que tendrá que enfrentar una competencia desleal frente el contrabando de productos extranjeros, cuyos precios llegarán a disminuir por la devaluación de sus monedas.

    “La fortaleza de la moneda nacional y la devaluación de las monedas de países vecinos, destruirán fuentes de trabajo en Bolivia e incrementarán el empleo en el exterior; pero al mismo tiempo fomentarán la migración de compatriotas a países vecinos y las exportaciones se harán más caras”, sostuvo Alvarado y agregó que la fortaleza de la moneda nacional disminuirá el precio de las divisas en Bolivia y éstas comenzarán a ser vendidas en el mercado extranjero.

    Para el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y analista económico, Gary Rodríguez, si las monedas continúan devaluándose en los países vecinos, la tendencia a adquirir más productos de esos países se incrementará por la vía legal y del contrabando. 

    “La consecuencia, inmediata será que cada vez saldrán más dólares desde Bolivia hacia los países vecinos, favoreciendo a los productores de aquellos países y desfavoreciendo a nuestros productores, que tendrán que vérselas con una mayor competencia en el mercado interno”, sostuvo.

    En su criterio, los beneficiarios de las devaluaciones monetarias en países vecinos serán los importadores nacionales y los que viajan para recibir atención médica, descansar o hacer turismo porque un dólar barato en Bolivia les permitirá comprar mayor cantidad de bienes y servicios. Además, también saldrán beneficiados quienes saquen dólares de Bolivia para venderlos en esos países. 

    Rodríguez coincidió con su colega Alvarado al señalar que los más perjudicados serán los exportadores nacionales, quienes confrontarán dificultades para colocar sus productos con alto valor agregado en esos países; pero también los productores que tendrán que competir con productos más baratos que lleguen de esos países.

    Según Alvarado, una moneda nacional fuerte desincentiva la producción de alimentos y fomenta su importación y contrabando. 

    Efectos de la crisis

    Ambos analistas explicaron que la crisis que afecta a Estados Unidos y Europa está generado en países de América Latina un proceso acelerado de disminución de los costos de producción y de devaluación de sus monedas para ser más competitivos.

    “Ante esa situación, países que no están en crisis todavía, como los asiáticos y latinoamericanos, tratan de minimizar los daños de la crisis de los países desarrollados, devaluando sus monedas”, sostiene Alvarado.

    Según Rodríguez, Brasil y Argentina decidieron debilitar sus monedas para evitar que tanto el dólar como el euro lleguen a apreciarse a un nivel que pueda afectar su competitividad.

    DINERO ARGENTINO NO ALCANZA

     

    La cantidad de turistas y comerciantes que visita la ciudad fronteriza de Villazón bajó debido a la incertidumbre y especulación  reinante respecto al tipo de cambio de la moneda argentina, cuyo tipo de cambio bajó hasta 1, 15 bolivianos por un peso argentino.

    Los turistas y comerciantes argentinos que lograron cruzar la frontera en procura de adquirir mercadería boliviana tuvieron que retornar sin comprar nada, debido a la baja cotización de su moneda, informó esta semana, desde Villazón, el corresponsal de Radio Panamericana.

     

    ENTRE DEBILITAR O FORTALECER MONEDAS

     

    J Desde hace dos años, tras superar a Alemania y haber desplazado a Japón, China es el primer exportador mundial y el segundo país económicamente más poderoso del planeta, después de Estados Unidos.

    “Si para alcanzar ese resultado, China ha fortalecido su moneda y debilitado el dólar, entonces, lo que se está haciendo en Bolivia es correcto; pero si lo que ese país ha logrado se debe, entre otras cosas, al debilitamiento de su moneda; entonces estamos haciendo las cosas al revés”, sostuvo el analista Gary Rodríguez.

    Los Tiempos


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total