• Al Instante

    martes, 7 de mayo de 2013

    Recesión alarmante de la economía en la frontera

    Por la devaluación del peso argentino el billete boliviano sería ahora la moneda fuerte junto al dólar.

    La economía en la frontera norte de la provincia entre las ciudades de La Quiaca y Villazón (Bolivia) entró en una recesión alarmante durante estas últimas semanas debido a la fuerte devaluación del peso argentino con respecto al peso boliviano, justamente el billete altiplánico pasó a ser la moneda fuerte en toda la región y sólo comparada con el dólar.

    Recesión en la economía de la frontera

    Por un lado los comerciantes bolivianos están de capa caída. La devaluación del peso argentino se hace sentir, donde el comercio prácticamente ha desaparecido y ya no hay compradores “gauchos” provenientes desde otras urbes jujeñas, a quienes hace un tiempo atrás les era conveniente comprar productos en Bolivia. La ciudad boliviana depende netamente de capitales argentinos para su subsistencia. El movimiento económico es importante especialmente el sector comercial, vendedores hablan de pérdidas del 80 por ciento en sus ventas cotidianas. Por lo pronto son pocos quienes reciben pesos argentinos al momento de vender algún artículo.

    Los índices de nuestro país desde el año pasado alertaron sobre lo que actualmente está ocurriendo, por estos momentos la compra del peso argentino en las casas de cambio en Villazón está a 0,68, mientras que la venta a 0,70, es decir la moneda boliviana vale más que la nuestra. Por citar un ejemplo si un ciudadano argentino cambia mil pesos recibirá 680 bolivianos. Cabe recordar que la baja en estos meses fue gradual, por ejemplo en diciembre de 2012 la compra era de 1,04 y la venta de 1,06, mientras que en enero del 2013 bajó en la compra a 1,00 y venta a 1,02.

    Los argentinos no cruzan

    Guido Alarcón, propietario de una prestigiosa casa cambiaria, dijo a El Tribuno de Jujuy que “la baja del peso argentino provocó que ciudadanos argentinos opten por no cruzar la frontera y venir al lado boliviano para comprar una diversidad de productos que acostumbraba adquirir al por mayor”.

    Numerosos comercios cerraron sus puertas debido a que no generan los recursos suficientes.

    “Mucha gente del norte boliviano está cruzando hacia La Quiaca los fines de semana porque conviene comprar allí acá la cuestión está muy complicada y si el dólar blue por el cual nos regimos nosotros sigue subiendo, muchos quedarán sin trabajo”, remarcó al respecto el propietario de la casa cambiaria Alarcón.

    LUIS BELTRAN

    El Tribuno


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total