• Al Instante

    lunes, 9 de noviembre de 2009

    Oscar Soliz, dos veces el rey de la montaña

    Oscar Solíz dos veces el rey de la montaña

    El “otro” ganador de la segunda Vuelta a Bolivia de Ciclismo fue el boliviano Óscar Soliz. El potosino se pasó ayer de espectacular, demostró de lo que es capaz y prácticamente “voló” en su bicicleta, sobre todo en la primera semietapa, entre Copacabana y Tiquina, donde pulverizó todos los tiempos.

    El subcampeón de la Vuelta anterior volvió a ser segundo en la general final; en cambio, lo que es mejor, retuvo el título de campeón de las metas Montaña, consagrándose como gran escalador por delante de los colombianos, tradicionales animadores en este acápite de las pruebas de ruta.

    ¿Qué podría haber pasado si Soliz no pinchaba llanta en la primera etapa? Los entendidos dicen que, sin ese percance, que lo retrasó demasiado, el verdadero ganador de la Vuelta hubiera sido él, quien participó como refuerzo boliviano del equipo colombiano Ebsa, pues hizo una notable carrera corriendo desde atrás y descontando a los de adelante todo lo que pudo. Ayer puso la guinda sobre la torta al terminar segundo, y eso que a lo máximo que aspiraba —después de todo lo que le había pasado— era a ser tercero.

    Soliz se metió en la cabeza el que, al ya no poder aspirar a ganar la carrera (“eso lo voy a dejar para el próximo año”, prometió), tenía que volver a ser el rey de la Montaña, y ¡qué rey!, con una estupenda actuación —que fue el corolario de todo— en la primera semietapa de ayer, en la subida de Copacabana a Tocopa, donde al cruzar ese puesto a 4.251 metros sobre el nivel del mar dejó con la boca abierta a todos, al sólo utilizar 22 minutos con 53 segundos para los 11 kilómetros de pura subida, y sumó los puntos que le faltaban para consagrarse por segundo año consecutivo.

    En Tocopa, penúltima meta Montaña, en segundo lugar cruzó Gregorio Ladino, pero su tiempo nada tuvo que ver con el de Soliz, y eso se consolidó cuando cruzaron la meta en San Pedro de Tiquina, después de 39 kilómetros desde la partida.

    Soliz llegó ahí con 54 minutos y 48 segundos; en cambio Ladino utilizó casi dos minutos más (56.42), mientras el tercero fue el también colombiano Libardo Niño, de Ebsa, bastante más atrás (59.24).

    Juan Cotumba terminó cuarto (59.58), perdiendo más de cinco minutos con respecto al ganador de la semietapa, y por eso en Tiquina el segundo puesto en la general pasó a poder de Soliz, que en la segunda, entre San Pablo de Tiquina y La Paz, lo refrendó con otra buena demostración.

    Dos camisetas diferentes

    En la primera versión de la Vuelta a Bolivia corrida el año pasado, Óscar Soliz vistió la camiseta del equipo boliviano Villazón. Este año reforzó al colombiano Ebsa. Por ahora se desconoce en qué equipo correrá en 2010, pero el director deportivo de la representación “cafetalera”, Alexander Soler, dijo que la intención es retener al potosino.

    “Ojalá que la tercera sea la vencida”

    Por segundo año consecutivo no pudo ganar la carrera, pero sí la meta Montaña. Óscar Soliz espera que el próximo año, cuando se corra la tercera versión —entre el 7 y el 14 de noviembre—, sea su turno. “Ojalá que la tercera sea la vencida”, dijo ayer.

    Después de que en la primera etapa pinchó y perdió gran parte de sus chances de ganar la Vuelta, entonces surgió el plan B, que era abocarse a revalidar el título de las metas Montaña y llegar al podio si era posible.

    “La verdad, no pensaba en el segundo lugar, parecía muy complicado”, comentó; pero “cumplimos con el objetivo de llegar al podio. Esta mañana (ayer por la mañana) sacamos la diferencia (al ganar la contrarreloj individual) a los que estaban adelante. Llegamos al segundo lugar y mantuvimos la posición en la segunda semietapa”.

    “Estoy muy contento por el segundo lugar, por el triunfo por equipos y por haber revalidado el título de las metas Montaña”, refrendó.

    Agradeció “a Dios por haber terminado la Vuelta sin ningún accidente”, a diferencia de lo que le sucedió el año pasado; también a sus compañeros de Ebsa, “a los hermanos Niño, a todo el equipo, por la confianza que me han tenido siempre”.

    A Soliz, la carrera de este año le dejó muchas enseñanzas. Dejó entrever que el pinchazo de la primera etapa fue un error propio, aunque no lo manifestó abiertamente.

    “Vamos a prepararnos más y aprender más cosas del ciclismo para no tener, como este año, percances”, finalizó.

    Fuente: laprensa.com.bo

    Realmente ojalá que la tercera sea la vencida !


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total