• Al Instante

    lunes, 8 de noviembre de 2010

    Soliz tropieza de nuevo en el inicio de la Vuelta a Bolivia

    El deseo de Óscar Soliz de ganar la Vuelta a Bolivia se diluyó prácticamente de entrada, después de que el ciclista de Villazón terminara a siete minutos y 16 segundos de diferencia de los líderes de la prueba y también del colombiano Gregorio Ladino, otro de los candidatos a ganar la carrera, quien llegó en el puesto doce, pero con el mismo tiempo de los primeros: tres horas, 45 minutos y 50 segundos.

    Oscar Soliz en la III Vuleta a Bolivia - Ciclismo“Espero que la tercera sea la vencida”, había declarado Soliz en más de una oportunidad en referencia a ganar la prueba en su tercera versión, después de que en las dos anteriores terminara segundo.

    La fortuna, sin embargo, otra vez le jugó un mala pasada. En la primera se cayó a dos kilómetros de la meta cuando lideraba la clasificación. El año pasado fue un pinchazo que lo dejó fuera de la lucha en la primera etapa, y ayer un malestar estomacal y dos pinchazos conspiraron para que el sueño otra vez debiera ser postergado.

    “Estoy de mala suerte en esta Vuelta”, admitió ayer un desilusionado Soliz, al terminar la etapa en el Parque Urbano Central.

    Contó que tuvo que soportar dos pinchazos, pero en realidad lo que realmente lo dejó fuera de la lucha de la etapa y probablemente de los primeros lugares fue un malestar estomacal. “Creo que algún alimento en mal estado que consumí es lo que me hizo mal”, contó. Después aseguró: “Tengo escalofríos, me siento mal y la etapa fue muy dura. La verdad, no es ningún invento. Estuve con vómitos, estoy un poco enfermo”. No obstante de que otra vez empezó en desventaja, dijo: “Esperamos mejorar estos días hasta Cochabamba, descontar las diferencias que nos sacaron los líderes. Tengo varias etapas para luchar y esperamos hacer podio”.

    “El año pasado fueron diez minutos de diferencia con los líderes, esta vez son ocho, prácticamente la misma diferencia. Espero que la salud me acompañe para descontar algunos minutos en las otras etapas, si no habrá que conformarse con terminar la Vuelta”, comentó.

    Sus planes de no perderle pisada a Ladino se fueron por la borda, “lamentablemente no se pudo, porque cuando uno está mal no se puede hacer nada y las fuerzas se terminan”.

    Pese al malestar y a que en el trayecto había perdido muchos minutos, ponderó la tarea de sus compañeros de equipo, que trataron de ayudarlo hasta el final, “pero las fuerzas no me daban para seguir la rueda a ellos, entonces les dije que se vayan al pelotón, porque no soy el único que puede ganar, podemos ganar con alguno de ellos esta Vuelta que va a ser bastante dura”, apuntó el ciclista nacional.

    La otra mirada

    UNA COSTUMBRE

    La Vuelta a Bolivia comenzó con la bendición del padre Eduardo Pérez, si bien este año tuvo un aditamento diferente: el padre llamó al colombiano Gregorio Ladino, el actual campeón, para rezar junto a él.

    8 FUERA

    74 ciclistas tomarán la partida hoy en la avenida Cañoto cuando inicie la segunda etapa de la Vuelta. De los 82 que partieron ayer, uno abandonó: Diego Báez, del Acme Colner de Argentina; mientras que otros siete terminaron el recorrido fuera de tiempo, por lo que también ya no van: Wilfredo Urey y Bismark Rojas, de Z Sport Spla de Cochabamba; Basilio Ramos y Yamil Checa, de Sinchi Huayra de Oruro; Israel Medinacelly, de El Bosque de Oruro; Miguel Alcócer y Carlos Cocalaso, de Santa Cruz.

    EL MEJOR BOLIVIANO

    Horacio Gallardo fue el boliviano mejor clasificado en la etapa de ayer. El ciclista de Glas Casa Real terminó en el puesto 17, con el mismo tiempo de Óscar Soliz, quien fue trigésimo sexto. Ambos, entre otros bolivianos, se clasificaron con un tiempo de tres horas, 53 minutos y seis segundos.

    POCA GENTE

    El ciclismo, o al menos la Vuelta a Bolivia, no tiene aceptación en Santa Cruz. Poca gente sale a ver el paso de los héroes de la carretera. En la partida no hubo casi nadie y en la meta los espectadores no pasaron de cincuenta.

    Solamente en Basilio, donde se congregó mucha gente, hubo cierta expectativa.

    ESPECTADOR

    Entre los pocos espectadores de la prueba ciclística estuvo Óscar Sanz, asistente técnico de Universitario, que ayer jugó en Santa Cruz. Se lo vio en una de las calles de esa ciudad por donde la carrera pasó.

    PARA NO CREER

    Óscar Soliz perdió el año pasado más de diez minutos en la primera etapa por un pinchazo y porque su equipo tardó en auxiliarlo. Ayer pinchó dos veces, pero la asistencia fue casi inmediata. El Volcán tuvo un problema estomacal ayer que lo tuvo a maltraer. Por el motivo que fuese, otra vez salió perjudicado, nuevamente quedó relegado, a la espera de lo que pueda acontecer.

    Vía: La Prensa


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Utilice también este formulario para realizar sus comentarios.

    Manifiesto

    Este sitio web contiene notas propias elaboradas y contenidos externos con su referencia de origen. Los contenidos propios tienen Licencia Creative Commons, se puede copiar y distribuir, respetando los créditos correspondientes.

    Recomendación

    Acessos Total